Cómo la actitud de los demás determina tu comunicación. Los Vampiros emocionales.

COMUNICACIÓN EFECTIVA (II)

Espero y deseo que hayas analizado con sinceridad quirúrgica cuál es la actitud que domina con frecuencia tu forma de comunicarte. Recuerda que, como se expresó en la anterior entrada de este blog, podemos ser proactivos, reactivos, pasivos, negativos y colaborativos.

Si eres negativo, pasivo o reactivo, para mejorar tu comunicación tendrás que comenzar por tu actitud ante las cosas; el camino no será fácil y vamos a darte en este artículo una primera clave, sobre todo si no siempre fuiste así. Si, por el contrario, ostentas la enorme virtud de ser proactivo o colaborativo, continúa leyendo también. No pienses que lo tienes todo resuelto. ¡No eres una máquina!

A lo largo de mi carrera he conocido a muchos profesionales que tenían inicialmente un estilo de comunicación basado en una actitud adecuada y con el paso del tiempo cambiaron a otro menos productivo.

Los responsables de este cambio negativo pueden ser muchos y proceder de muchos frentes. Yo me voy a centrar hoy en dos:

  • Cuando el cambio se gesta en tu interior, puedes estar siendo tú mismo el que no está manejando acertadamente los factores que gestionan tu automotivación, tu capacidad de mejora, tu afán de superación o tu resistencia a la adversidad.
  • Cuando los factores del cambio son externos, puede ser tu compañero de al lado, tu jefe o esos clientes que nos roban la energía y que se han llamado “vampiros emocionales”. Ellos serán los protagonistas de nuestro artículo de hoy. Cómo detectarlos y anularlos permitirá que dejemos el campo libre antes de afrontar los retos personales que nos llevarán a mejorar nuestros modos de comunicarnos.

vampiros-de-energia_thumb4

Los vampiros emocionales

Los vampiros emocionales son el peor perfil del que te puedes rodear en tu vida profesional o personal. Comprueba, de todas formas, que no es el día de Halloween porque entonces estás a salvo 🙂

Todos hemos sufrido el hechizo de uno de ellos. Minan tus mejores habilidades para el desempeño, trastocan tu comunicación, devastan tu fortaleza, afectan tu autoestima, desvirtúan tu actitud frente a las situaciones, acongojan tu capacidad de toma de decisiones… Si reflexionas, seguro que en este momento puedes reconocer a alguno en tu entorno.

Estos perfiles ponen constantemente a prueba tu resiliencia, tu capacidad de sobreponerte a la adversidad y consiguen que la persona más proactiva o colaborativa se torne (con el paso del tiempo y el mantenimiento de ciertas conductas) negativa o pasiva, o que adopte incluso estilos de comunicación agresivos.

Y bien, ¿cómo puedes detectarlos?:

  • Son personas tóxicas que siempre se retiran cuando tú tienes una necesidad.
  • Buscan el conflicto a través de la crítica destructiva, las exigencias absurdas, el desprecio y la ridiculización.
  • Necesitan hacerte sentir inseguro.
  • Suelen ser encantadores hasta que forman parte de nuestras vidas. Entonces, actúan devaluándonos; tu fracaso y destrucción aumenta su autoestima.
  • Son egoístas y exigentes.
  • Nunca cometen errores, ni admiten equivocaciones ni se sienten culpables.
  • Celan de tu triunfo, no les gusta que progreses ni que tu entorno reconozca tu éxito. Esto les enfurece y les hace persistir con más intensidad en su actitud. No tienen problema en apropiarse de tus logros sin escrúpulos.

¿Tienes a alguien así en tu entorno profesional? ¿Sí? Pues tómate un tiempo para analizar los efectos negativos que ha provocado en tu conducta y formas de comunicarte. ¿Devastador no? Ha sacado en muchos momentos lo peor de ti, te ha desesperado y te ha hecho dudar de tu capacidad para enfrentarte a la situación.

En la próxima semana , voy a darte unas cuantas reglas para que puedas despejar el camino. Una vez que consigas que el vampiro emocional sea una figura vacía, un elemento decorativo en tu vida, tendrás vía libre para empezar a adoptar aquellas actitudes que mejorarán tu comunicación y, como consecuencia, tus relaciones interpersonales.

¡Buen puente a todos los que vayáis a disfrutar de él!

 

Anuncios

Publicado por

antoniosanchezmigallon

Experto en formación y desarrollo de profesionales con más de treinta años de experiencia en actividades de formación consultiva.

2 comentarios en “Cómo la actitud de los demás determina tu comunicación. Los Vampiros emocionales.”

    1. Hola Juani. Me alegra que te haya gustado. Con respecto a lo que comentas, el caso es que, desgraciadamente, lo tóxicos siempre juegan en su campo si no los ignoramos. Son ellos, precisamente, los que nos mantienen controlados si no tomamos una actitud proactiva para anularlos. En la próxima entrada trataremos el cómo hacerlo. Buen día y gracias por tu comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s